domingo, 24 de febrero de 2013

Mi hijo,mi amigo...

Anoche recibimos en casa a un amigo, Agustín. en realidad es amigo de mi hijo, ambos con 12 años. enseguida se fueron e instalaron a jugar en la play.
Eran la 21 horas, mi señora atareada con los últimos preparativos para comenzar el año lectivo, y yo con un aburrimiento terrible miraba lo que quedaba de un partido de fútbol en la tele.
Hasta que a la 22 hs, comencé a preparar la pizzas y en media hora estábamos cenando con los dos niños.
Como siempre la cena pasó con muchas bromas y risas producto de chistes tontos que nos decimos, en el momento, uno no alcanza a percibir que, ese es un instante único e irrepetible, y por lo tanto no valoramos, o por lo menos ,es lo que a mi me pasa, no dimensiono valorativamente ese momento.
Nos fuimos a dormir, los chicos se quedaron jugando.
A media noche me dieron ganas de ir al baño y observé que eran las tres de la mañana y  los chicos todavía seguían jugando.
Cuando intente volverme a dormir,no pude dejar de escuchar que los pibes estaban en una vídeo conferencia con unas chicas, y si bien no entendía de que hablaban, solo escuchaba las tonterías que mi hijo repetía, (a Agustín no lo escuchaba, pero bueno Agustín no habla mucho), me puse a pensar, en lo que se viene, un hijo adolescente, atrás de sus primeras experiencias, socializando y sobre todo comenzando su búsqueda.
Me transporte en mi imaginación, y paralelamente trataba de encontrar el hilo de la conversación de mi hijo, claro no hablaban de nada, eran todas pavadas, (a fin y al cabo tiene 12), sin embargo esto me puso en alerta, para lo que viene,y como estaba entre dormido, mezclaba sueño con realidad, la conversación que tenía mi hijo, con recuerdos sobre mi comportamiento cuando empecé a despertar, allá lejos y hace tiempo, y también me venían imágenes de nuestra patética realidad social, con tanta violencia,confieso que me asaltó el temor, y dejé que el sueño me venciera.
Ahora, tengo en mente, esa cuestión podré enfrentar lo que se viene, la adolescencia de mi hijo y... mi vejez, El titulo de esta entrada es "Mi amigo,mi hijo", justamente porque es lo que prefiero pensar, pero cuantos miedos,cuántos,cuántos.
Cuesta tanto desprenderse, dejarlo que vuele, hay tantos peligros ahí afuera y,...que se yo se que igual te tengo que ir abriendo las puertas mi hijo querido, mi amiguito, mi amigo...
Como dice la canción de Ataque 77
Tu eres mi hermano del alma, 
realmente el amigo 
Que en todo camino 
y por nada esta siempre conmigo 
Aunque eres un hombre 
aun tienes el alma de un niño 
Aquel que me da su amistad 
su respeto y cariño. 

Recuerdo que juntos 
pasamos muy duros momentos 
Y tu no cambiaste 
por fuertes que fueran los vientos 
Es tu corazón 
una casa de puertas abiertas 
tu eres realmente el mas cierto 
en horas inciertas. 

En ciertos momentos 
difíciles que hay en la vida 
Buscamos a quien 
nos ayude a encontrar la salida 
Y aquella palabra de fuerza 
y de fe que me has dado 
Me da la certeza 
que siempre estuviste a mi lado. 

Tu eres mi amigo del alma 
en toda jornada 
Sonrisa y abrazo festivo 
en cada llegada 
Me dices verdades tan grandes 
con frases abiertas 
Tu eres realmente el mas cierto 
en horas inciertas 
No preciso ni decir 
todo esto que te digo 
Pero es bueno así sentir, 
que eres tu mi gran amigo.
                                                              Te amo hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada